con el cariño que le tengo a Lufthansa…

… y ya nos están jodiendo. Para mí es la mejor aerolínea europea pero ya veré si cambio de parecer.

Era septiembre cuando nos decidimos a viajar a Berlín a finales de noviembre. Tres billetes a la capital alemana de ida y vuelta y uno de ida porque yo me desviaba de destino a la vuelta. Tres viajes con Lufthansa y uno con Brussels Airlines.

Lo que ha cambiado la cosa en los tres últimos días. Uno de nosotros se va a quedar en tierra por motivos laborales. Segunda vez que intenta viajar a Berlín y segunda vez que se queda aquí por trabajo. La anterior vez fue hace 4 años. Pensé que era la definitiva pero no. Habrá que esperar a otra ocasión.

Tres sigue siendo un buen número para viajar. Ya no hay empate en las discusiones.

Pero el asunto se ha vuelto a torcer. Los pilotos de Lufthansa entraron en huelga ayer miércoles. Al mediodía alargaron la huelga a hoy y hoy han alargado la huelga a mañana. Día que partimos a Berlín. Ahí comienza mi encrucijada porque mi vuelo está operado por Brussels Airlines que aún siendo del mismo grupo que Lufthansa, no ha entrado en huelga. En resumen. Yo puedo llegar a Berlín en un vuelo que sale 15 minutos antes que mis compañeros de viaje, pero ellos que van con Lufthansa se quedan sin nada. Como es lógico, la línea de atención al cliente (900 901 465) que la compañía alemana ha puesto a disposición está saturada.

Para colmo el hotel ya nos ha cobrado la estancia y es dinero que ya hemos perdido. Lo nuestro no va a ser un viaje de fin de semana, por lo que si a mis compañeros les colocan en otro vuelo con igual destino unas horas más tarde ni tan mal.

He leído varios artículos de la OCU (uno), FACUA (dos) y Atención al Consumidor (tres) y la aerolínea está obligada a reembolsarte el billete o a proporcionarte un transporte alternativo. A ver como evoluciona el problema. Lo que si que tengo claro es que mañana habrá que aparecer al aeropuerto sí o sí.

Si alguno ha pasado por algo parecido se agradecen comentarios al respecto. Tanto en el blog, por email o por twitter. Gracias

De vuelta

Creo que voy a volver a la rutina del blog. Si es que se le puede llamar rutina porque… no es que sea muy habitual por estos lares. La última entrada data del 18 de abril. Hace meses, para que engañarnos.

No tengo ninguna excusa.

Durante estos meses he tenido muchas ganas de escribir cosillas pero siempre lo he dejado de lado. Incluso tengo varios borradores escritos pero que ya se han quedado obsoletos o son cosas que me las guardo para mí.

Y así sin más continúo.

Viajar en helicoptero en New York

No sé si podré contestar a la pregunta de si merece la pena o no este breve paseo en helicóptero bordeando La Gran Manzana. En mi sincera opinión, no. Ni siquiera el recorrido más sencillo, barato y corto. Para mí tiene un precio desorbitado para la poca duración que tiene y no merece la pena. Sí, las vistas son impresionante y volar en helicóptero es una experiencia que pocas veces se puede tener. Pero aún así y habiéndolo vivido… para mí no merece la pena.

El helipuerto está situado en el sur de la isla cerca de Battery Park (distrito financiero). Al lado de donde salen los ferries amarillos hasta Staten Island. En la misma puerta te empiezan a acosar las diferentes compañías que ofrecen estas excursiones. No hay diferencia de precios y todos ofrecen las mismas rutas. El viaje más corto dura 15 min y recorre desde el helipuerto hasta la altura de Central Park por el oeste de la isla. Allí da media vuelta y mientras vuelves puedes contemplar New Jersey al otro lado del río. Después se acerca un poco hasta la Estatua de la Libertad (no mucho) y aterrizas. Lo dicho, 15 minutos. En total pagas 175€ (ahora me ha entrado la duda de si eran euros o dólares) más la tasa del helipuerto que son 25€. Todo esto por persona.

Otra ruta es la que subes más por la isla, hasta Harlem y vuelta. También por el lado oeste. Serían 25 minutos y 50€ más. La tercera ruta, como la anterior (hasta Harlem y vuelta por el oeste), subrevuela el helipuerto y vuelve a subir por el este de la isla hasta Central Park. Serían 35min y llegaríamos a los 300€. Para mí un precio desorbitado. Si en cada helicóptero entran 6 tripulantes más el piloto… echad las cuentas.

Pues lo dicho. Incluso haciendo el tour, sigo pensando que la experiencia no vale la pena gastar tanto dinero. Si aún así sigues convencido en subirte a uno, que sepas que tienes que pasar un control de seguridad como si estuvieras en el aeropuerto y te piden tu peso. Dejas todas tus pertenencias en una taquilla (te dejar llevar la cámara de fotos), ponerte un cinturón salvavidas y chuparte un vídeo de seguridad. También te sacan una foto junto al helicóptero que después puedes pagar para llevártela. La nuestra se quedó allí.

A continuación os dejo las vistas del tour.

Processed with VSCO with e1 preset

#Concierto|Eraul

Los últimos tres conciertos que he visto han durado hora escasa. Esta vez tocaba Eraul por primera vez para mis ojos y no me han defraudado. Sólo tienen tres canciones que se puedan escuchar (en formato físico o plataforma digital) y más propias. Pero si meten de relleno versiones de Mumford & Sons (Little Lion Man), The Lumineers (Flowers in your hair), Vance Joy (Riptide) y Amy Winehouse… me vale.

@ Kutxa Kultur Plaza (Tabakalera 4º piso), 13 feb

TWITTER/@EraulBand
BANDCAMP/Eraul

Urte Berri On

image

URTE BERRI ON!!!

¡Feliz 2016! Otro año más que se va y otro año más que lo comienzo subiendo al monte. El año pasado fue a Hernio (1.076m) pero este año lo hemos cambiado por Loatzo (635m). Una salda calentita y un pintxo de carne cocida en la cima y vuelta.

Lo mejor de subir a Loatzo… las vistas de la villa.

Processed with VSCO

Esperemos que el 2016 sea un año que mejore el pasado 2015.

STRAVA/Loatzo

VSCO GRID/Borja Iza

El típico parón Navideño

Si las últimas semanas no he podido añadir más entradas al blog ha sido porque estaba al límite de su capacidad.

Allá por 2009 fue cuando me lancé a adquirir hosting y dominio propios para el blog, la duda estaba en que tamaño escogería para el ‘disco duro’ y al parecer los 400MB contratados aquel año no han dado para más. Sí, resulta irrisorio que tuviera un hosting de tan poca capacidad pero “eran otros tiempos”.

Pues nada, a partir de ahora y durante un largo tiempo no tendré ese problema porque ahora tengo 10GB. Menuda diferencia.

Llamad a este paréntesis, parón Navideño.