#Concierto|The Baboon Show

Lo de estos suecos es…

Los conozco desde hace 4 meses. Desde el Gasteiz Calling del año pasado y de todos los grupos que tocaron, sin duda los mejores y los que mejor directo tenían. Y no lo digo sólo yo. MondoSonoro también. Una locura.

Este mes están de gira por España. El pasado sábado tocaron en Zarautz con Disaster Jacks y el próximo sábado, da la casualidad, de que los veré otra vez en Bilbao como teloneros de Berri Txarrak.

Cecilia (voz) es un no parar sobre el escenario y fuera de él. Y es que se tira sobre el público y se la llevan en bolandas hasta la barra, en donde se toma una cerveza sobre la barra mientras el grupo sigue tocando y el público se la vuelve a llevar hasta el escenario. Tiene una fuerza impresionante y es que no para. Es un grupo que da más del 100%.

Y el siguiente sábado otra vez.

@ Putzuzulo Gaztetxea (Zarautz), 9 de marzo

WEB/The Baboon Show

FACEBOOK/ The Baboon Show

YOUTUBE/Kidnap Music Baboon Show

INSTAGRAM/@thebaboonshowofficial

#Concierto|Liher

Hace dos años que no dejaba nada sobre conciertos vistos. Y han sido unos cuantos. Fue aquel Eraul de 2016.

No tengo palabras para Libe Hernando. Pedazo voz y compañía que le acompaña. Los conocí hace dos años (que casualidad) en La Flamenka de la Aste Nagusia de Donosti como anticipo de Willis Drumond y me gustó. La segunda vez el pasado sábado. No tengo perdón.

El sábado fue presentación del último disco Tenpluak erre en Dabadaba. Y ya estoy obligado a escucharlo un poco más.

@ Dabadaba, 3 de marzo

TWITTER/@Lihertaldea

INSTAGRAM/@liherpic

FACEBOOK/Lihertaldea

BANDCAMP/Liher

SPOTIFY/Liher

El simple hecho de nevar

Pocas. Muy pocas veces nieva en este pueblo. Pero a marzo de 2018, ya es la segunda nevada copiosa que cae en todo Gipuzkoa.

La primera fue el 6 de enero. Fue una nevada que ni los meteorólogos la predijeron. “La cota de nieve rondará los 400 metros”. ¡Zasca! Aquella nevada duró en las calles algo más de 24 horas. Y en los montes cercanos un poco más.

La segunda hace unos días, 28 de febrero. Esta vez los del tiempo avisaron pero nadie les creyó. Así se generó el caos en las principales carreteras de Gipuzkoa. A las 7 de la mañana el termómetro marcaba -6ºC en Villabona. Cuando cogía el tren a las 0815h, -4ºC. Creo que nunca había vivido tales temperaturas aquí. Recuerdo unos -7ºC repostando en una gasolinera de Suecia y otros -6ºC, hace algo más de un año, en una mañana berlinesa.

A la tarde entró viento sur y el termómetro marcaba 9ºC a las 1800h. Ya no quedaba ni rastro de nieve ni en Loatzo, que está a unos 600 metros de altitud.

Será porque nieva pocas veces por aquí, pero cada vez que lo hace… que puta felicidad. Pisar nieve en Suecia, Noruega o incluso en Dublín no es lo mismo. Y hace un mes pisé nieve en Gasteiz pero sigue sin ser lo mismo. Que lo haga en casa tiene otro matiz.

Yo y mis timelapse

Ayer por la mañana el cielo estaba para timelapse y he grabado este pequeño vídeo de 47s con una SJCam (la SJ6 Legend). No es una GoPro pero es mucho más barata y a mí me basta. Después del vídeo os explico mi experiencia con el timelapse.

Está grabado a 1080p y a 60fps.

Puede que grabe más de aquí en adelante.

Pues hace unos años (casi 10) me dio por hacer timelapse con la recién comprada Nikon D50 de segunda mano. Todo era sacar fotos y unirlos en un vídeo. En aquellos tiempos apenas había réflex en el mercado que grabara vídeo. Y seguramente no podría comprarla.

Recuerdo aquella primera vez. Sin soporte para la bici y simplemente con la cámara colgada al cuello y de manera que sacara fotos cada x segundos. De ahí salió Bike.

De esos cielos que a veces nos da la naturaleza salió Cloudy Afternoon. Es la descripción veréis cuanto tiempo dejé la cámara sacando fotos y cuantas fotos tuve que unir para hacer el vídeo. Una puta locura.

Otra locura fue aquella comida de Navidades en la que dejé la cámara sacando fotos durante casi 2,5 horas. Menuda humareda.

La cámara terminaba hecha polvo y el portátil también porque sacaba tantas fotos que no entraban en las memorias y siempre tenía que tener el portátil al lado para que cada foto se guardara directamente en el disco duro. Lo dicho, una locura.

Hoy en día ya no se necesita tanto trabajo.

Por último. Como estaba bastante motivado con eso de la fotografía y el vídeo, usé algunas fotos de mi último viaje a Holanda para hacer el siguiente vídeo al cual le tengo mucho cariño.