Autorización y apps para viajar a New York y por New York

image

Como dije en la anterior entrada y por primera después de tantos viajes a lo largo de estos últimos 11 años, os voy a hablar de detalles sobre nuestro viaje. Seguramente pase del nosotros al yo en repetidas ocasiones ya que yo fui el que organizó todo el viaje pero los paseos por la Gran Manzana los hicimos los cuatro.

Autorización para entrar en el país

Para pisar EEUU sólo se necesita el Pasaporte en regla y sacar el ESTA (Electronic System for Travel Authorization). Es un pequeño cuestionario que tienes que completar sí o sí en el siguiente enlace y después de enviarlo, obtienes la aprobación para poder entrar en el país de Obama. Tardas en recibir la respuesta 72h. No esperes a recibir un email con la respuesta. Tienes que acceder a la misma web con tu número de caso y en ella tendrás la respuesta. Cuesta 14$ rellenar este papel y si viajas con más de un acompañante podéis rellenarlo en grupo. Tranquilos que no hay descuento por grupo.

Aviso. En muchos sitios leí que antes de coger avión y hotel y demás cosas en tu destino, se aconsejaba sacar el ESTA por si no te admitían la entrada en el país. No tiene sentido si te piden la dirección en la que vas a residir en tu estancia.

Gadgets y apps utilizadas en el viaje

Antes de cada viaje intento tener el entorno tecnológico preparado para la ocasión. El de este ha sido el primero en el que he llevado dos móviles, un iPod y una tablet. Me explico:

Nexus 5: móvil principal. Llamadas, cámara fotográfica y poco más.

Moto G (1ª gen.): GPS, guías de la ciudad, traductor, estaciones de metro, etc. . y sin SIM, por supuesto.

iPod Touch (5ª gen.): Desde que se le jodió el wifi (algo inexplicable incluso para Apple) sólo lo uso como reproductor de música. Ni como cámara, ni GPS, ni guías.

Xiaomi MiPad: para gestiones web en los que la pantalla del móvil se queda demasiado pequeña. Por ejemplo el check-in del avión de vuelta. Y por primera vez para reproducir mis películas en viajes largos de avión.

¿Por qué llevar todo esto si con un dispositivo lo tengo todo? Una palabra, batería. La tablet y el iPod se quedaban en casa en cada salida. Con los dos móviles he andado de maravilla y volveré a repetir mismo sistema.

Ahora os contaré que apps he usado en el Moto G que era el móvil logístico:

Sygic

Para mí el mejor GPS offline que existe para dispositivos móviles. Pagas una vez y tienes mapas actualizados de por vida. Merece la pena pagar. Descargas el mapa del estado de New York antes de viajar y ya no tienes perdida. App |Web

Trip Advisor

¿Quién no conoce Trip Advisor a estas alturas? Prácticamente lo uso para buscar restaurantes en la zona con buena valoración, precio no muy exagerado ($-$$) y si por si tenemos algún antojo por un estilo en particular. También me ha servido para acordarme de los sitios que se pueden visitar en la ciudad, por si me había olvidado alguno.

Tienes la opción de descargarte la guía de New York y poder usarlo totalmente offline. Lo que pasa es que cuando estás mirando restaurantes y buscas en las fotos que tipo de platos tienen, sólo te aparecen 3 imágenes de cada local. Y si dos de ellas son una foto del local por fuera y otra por dentro… pues como que no te quedas a ciegas. App | Web

En este viaje no la he usado mucho ya que tenía recomendaciones traídas de casa y en otras ocasiones ha sido la de “son las 2:00 pm, tenemos hambre, ¿comemos aquí? Perfecto”.

Lo que si me he dado cuenta es que en New York se usa más Zagat para servicios de hostelería que Trip Advisor.

New York MTA Subway Map

Anteriormente  usaba aMetro pero en esta ocasión descubrí New York MTA Subway Map que ha sido de mayor utilidad que la anterior. La mayor característica que tiene esta aplicación es que las estaciones de metro viene sobre impresionadas en el mismo mapa de New York, cosa que es muy ventajosa para buscar paradas de metro en las cercanías. App | Web

Ayuda mucho que las paradas de metro estén señalizadas con el rumbo. Me explico. La isla de Manhattan está dividida en tres apartados. Uptown, Midtown y Downtown. Es sencillo. Coges un mapa de NYC, a la parte de arriba se le llama Uptown y a la de abajo Downtown. Si estás en Central Park y quiere bajar a Times Square, pilles la línea que pilles tienes que ir rumbo a Downtown. No hace falta ver el destino final de cada línea de metro para saber en que dirección tienes que ir. Ayuda mucho. También tienes señalizado si van dirección Brooklyn, Bronx o si estás en estos, si van a Manhattan.

Traductor de Google

Mi inglés no es el mejor del mundo y siempre hay palabras que no conozco. Necesito el traductor si tengo que explicar a los otros tres compañeros que ingredientes tiene cada plato de la carta. Descargas el español y el inglés y ya tienes un traductor offline. App

Toshl Currency Converter

Si necesitáis un conversor de divisas sencillo para pasar de dólares a euros, os recomiendo esta app. Yo al final no la usé. App

Si tenéis curiosidad, durante nuestro viaje el dólar estaba 0.88-0.87 euros. Una semana después está a 0.907.

Las siguientes entradas serán ya los día a día en las diferentes islas de la ciudad de New York.

Hace 3 meses ir a New York era una locura

image

Hace unos días que he aterrizado de mi viaje a New York City junto con tres de la cuadrilla. Era uno de esos destinos que tenia marcado desde hace años. De esos destinos que ves tan lejanos que vas dejándolo para más adelante. El caso es que me llegó una oferta hace menos de tres meses para visitar la isla de Manhattan por menos de 400€ el viaje en avión y así fue como comenzó nuestra aventura. Quién diría hace 3 meses que estaría pisando la Gran Manzana.

Tan pronto como me llegó aquella oferta de cierta compañía aérea, comenté a algunos integrantes de la cuadrilla. Exactamente a los que me habían acompañado por tierras holandesas y belgas 6 meses atrás. Yo pensaba dejarlo para el próximo año pero para ellos era “¿Por qué no ahora?”. Tonto tonto, en dos días estábamos cogiendo los vuelos a EEUU.  Éramos cuatro integrantes y a cada uno nos costó 475€ el viaje de ida y vuelta de Bilbao a New York. En la ida haciendo escala en Madrid y a la vuelta en Heathrow (UK). Para mí, tirado de precio. Todavía me acuerdo de cuando viajar a EEUU costaba 1500€.

Es por eso que ha decidido describir poco a poco nuestros pasos por la gran manzana. Conforme vaya preparando las fotos iré creando las entradas. Si no aguantáis, podéis ir viendo las fotos que estoy subiendo poco a poco en mi Instagram con el hashtag #kixbiNYC o en el Grid.

Explicaré que aplicaciones he usado durante el viaje, que documentación hay que sacar para pisar EEUU, donde comimos, que espectáculos presenciamos, etc.

Para cualquier consulta (ya que lo tengo muy reciente) tenéis mi email, mi twitter y lo comentarios en el blog.

Mi Zinemaldi

image

Ya ha pasado una semana desde que se clausuró el 63 San Sebastian International Film Festival y os voy a explicar como fue mi semana cinéfila.

image

image

image

Comencé madrugando un domingo para ver Mi Gran Noche del gran Alex de la Iglesia a las 0900h de la mañana en el Auditorio del Kursaal. Si ya me gustó Las Brujas de Zugarramurdi (presentada en el velódromo en 2013) esta no sería menos. Que grande es Raphael Alphonso. Estuve tarareando la canción los próximos días.

image

image

El martes repetía escenario para ver una película que tenía ganas de ver. Era la primer filme de anime que concursaba en la sección oficial del Zinemaldi. The Boy and The Beast venía con su director Mamoru Hosoda, que estaba sentado unas filas atrás. Desde El viaje de Chihiro, hacía tiempo que no veía una de anime que me gustara tanto. El momentazo fue un puñetazo a cámara lenta en completo silencio en la peli y escuchar un “¡¡OSTRAS!!” que salía del público. Luego veías la crítica del DV y le ponían un punto negro. Sin comentarios.

image

El jueves pisábamos el maravilloso Teatro Victoria Eugenia para ver El Clan. Será maravilloso pero para coger buenos asientos hay que ir pronto a hacer cola. Sentarse en la primera fila de palcos no es la mejor opción. A mí por lo menos no me entraban las piernas.

image

image

A presentar la película acudieron el director Pablo Trapero, Pedro Almodóvar y otro personaje. Por cierto, eran los cumpleaños de Pedro, 66 tacos.

image

Sobre la película… a ver, para gustos los colores. Aunque la historia estuviera basada en hechos reales, me pareció flojita. La más floja de todas las que vi en el festival. Lo mejor fue las escena final cuando corre y salta al …

Mi voto fue de 6 para el Premio del Público. Mi compañero le dió un 3. Después en Twitter ví que había a gente que le había gustado mucho. Por eso digo que para gustos los colores.

El viernes repetíamos en el Victoria Eugenia. Esta película la había elegido yo. Era Black Mass con Johnny Depp y esta también basada en hechos reales. La película la presentaba su director Scoot Cooper.

image

image

Sólo la escena de Johnny Depp con la receta secreta de la familia… ¡uf! que acojono. Momento de tensión cruda. Me gustó la relación de los dos hermanos (Depp y Benedict Cumberbatch). Uno delincuente y el otro Senador pero nunca mezclaban sus trabajos. Comían a la vez con su madre y se apoyaban el uno al otro. Le dí un 7 para el Premio del Público.

Y el sábado como colofón, al Trueba a ver un ambientada en el holocausto. Saul fia (Son of Saul). Ya lo dije en Twitter. Me pareció una obra maestra solamente por cómo se había rodado. Cámara en mano con planos cortos y en todo momento por detrás del protagonista. Las secuencias era largas, sin apenas cortes y toda la película exento de música. Sonido ambiente todo el rato. La escenas de crueldad que todo el mundo ya conoce del holocausto, en esta película aparecen desenfocadas mientras enfocan al protagonista. Está muy bien rodado. Se hace menos dura la película, aunque yo os digo que para mí no me parecieron duras las escenas. Y todo el rato veía a Julián Villagran cuando veía a Geza Rohrig.

La historia al final no le cogí mucho sentido.

El pero del pequeño Trueba es que la pantalla de subtítulos está demasiado abajo. Si se te pone alguien alto delante apenas puedes leer tal y como se puede ver en la siguiente foto. Y estábamos obligados a leerlos porque nadie de nosotros hablaba hebreo, ni polaco, ni alemán.

image

Globalmente este año he visto buenas películas. La más floja ya he dicho que fue El Clan pero todas las demás estuvieron a la altura de mis expectativas. Mi gran noche no la incluyo porque me pareció puro entretenimiento.

Me quedé con pena de poder conseguir entradas para Me and Earl and the Dying Girl. Habrá que verla más tarde.

El año que viene volveremos a la que ya será la edición número 64.

WEB/Zinemaldia

FOTOS/Borja Iza Grid

Adiós a los excesos

image

Han terminado las fiestas del pueblo. Han terminado los excesos que comenzaron en junio con una despedida por todo lo alto en Logroño. Continuaron con una boda en Casalarreina, el Bilbao BBK Live, otra despedida en Donosti, la Feria de la Cerveza en casa y las fiestas patronales de los últimos siete días. Hora de cambiar chip un poco.

Ayer plácida tarde en la capital con un atardecer impresionante y hoy al monte a quemar algo. Ernio y Gazume. 9km en 2h.

image

image

image

STRAVA/Ernio-Gazume
VSCO GRID/Borja Iza

Mi agosto

He llegado a casa después de trabajar y la siguiente foto describe mi estado de relax. Aunque mañana también trabajo.

IMG_5609.JPG

Son las 0118h de un domingo 10 de agosto. Inmersos ya en la Semana Grande donostiarra y como todos los años por estas fechas me toca ópera en la Quincena Musical (donostiarra también). Este año toca La Boheme y por primera vez en las alturas como tramoya. Horas activas durante el montaje y los movimientos de maquinaria. Horas muertas entre dirigir luces, ensayos del coro, tenores, sopranos, etc.. Aunque no lo creáis, sin hacer nada uno también se cansa. Lo juro.

Llevo cuatro días de ópera. Todavía quedan siete. Entre ellos un ensayo general con público y dos funciones. Y no. No hay diferencia entre un martes, un sábado, un domingo o un festivo (15 ago). Lo difícil de estos días es compaginar la ópera con la Semana Grande. Mira que me gustan las fiestas de la capital, eh. Buen tiempo (aunque este año está siendo bochornoso), helado, fuegos artificiales, poteos, buenos conciertos tanto en Sagües como en La Flamenka, alguna que otra juerga…

Es difícil, pero si soy sincero me gusta los días de ópera. No sufro tanto como otros compañeros míos.

Aunque muchos lo desearían durante estas fechas, las vacaciones de agosto no son lo mío. Desde que empecé a trabajar hace más de 9 años, nunca he sido partidario de gastar mis días de vacaciones en este mes. ¿Temporada alta? No gracias. Prefiero gastar menos en otras fechas. Sólo he tenido una excepción. El año pasado me fui a París a finales de agosto pero porque tocaba System of a Down en el Rock en Seine. Lo dicho, una gran excepción.

Acabo con este post sin sentido.

Bilbao, esta mañana

Otra odisea más para salir de Bilbao.

Llegar al aeropuerto y que el vuelo ya aparezca en pantalla con retraso. Que te digan que ese retraso va a recuperarlo en pleno vuelo. Que lleves esperando una hora y que el vuelo todavía vaya con retraso. La única esperanza surge cuando pone en pantalla la hora estimada de llegada. Sólo 35 minutos de retraso pero difíciles de recuperarlos. Y al final llega el temido CANCELADO. El vuelo no ha podido aterrizar en Bilbao.

Te pones en la cola de Lufthansa. Pasa una hora y la cola no avanza pero sigues esperando porque no tienes otro remedio. Tienes que llegar a Frankfurt sí o sí. Te atienden y te ponen en un Bilbao-Paris-Frankfurt que sale en una hora. Vas a llegar a tierras alemanas 6h más tarde. Pero todavía tienes la incógnita de si tu vuelo va a salir de Bilbao porque el problema no es despegar sino aterrizar. Air France todavía no ha aterrizado en Loiu y nadie te asegura que lo hará. Se puede repetir la misma jugada que hace unas horas.

Air France aterriza en Loiu. Podemos despegar hacia París.

De vuelta a Frankfurt

Parte de la semana pasada me la pasé en Frankfurt por motivos laborales. Es una ciudad que me gusta principalmente por sus arquitectura de altura. Desde la última vez que estuve allí, allá por el año 2007, me ha parecido que tiene más rascacielos. La verdad es que la semana pasada apenas tuve tiempo para hacer turismo. Del hostal al puesto de trabajo muy por la mañana y de vuelta al hostal muy por la noche. Esta semana va a ser parecido.

En apenas unas horas cojo el avión y espero no tener problemas en el despegue. La semana pasada cuando íbamos en ruta hacia Loiu, nuestro vuelo se tuvo que desviar a Barajas por el mal tiempo en tierras del norte. Nos pusieron un hotel para pernoctar y a la mañana siguiente volvimos a Bilbao en autobús. Un viaje de vuelta bastante largo, la verdad.

El retorno desde Frankfurt si que va a ser largo. 1421 km en camión sin poder pasar de 90km/h. Paciencia.

Quiero volver a Londres

Creo que va siendo hora de volver a Londres.

Allá por 2004 después de empezar a trabajar no me acuerdo en que empresa exactamente, decidí tomarme mis primeras vacaciones a cuenta de mi bolsillo a tierras nunca antes exploradas por mi persona. Así fue como comenzó mi gran afición que es la de viajar. Eso sí, si pudiera viajaría más pero principalmente mi bolsillo no me lo permite.

Que conste que Londres no ha sido mi primera experiencia viajando. En años anteriores tuve un viaje de fin de curso y otro de intercambio que me llevaron a aquellos destinos que estaban de moda por entonces. A los ya típicos París, Praga, Berna, Múnich, Ámsterdam y Brujas tuve el placer de visitar la ciudad polaca de Cracovia junto con otras ciudades cercanas a la segunda ciudad más importante de Polonia tras la capital, Varsovia. Buenos recuerdos y anécdotas guardo de aquellos primeros dos viajes que hice con los compañeros de clase en autobuses de literas. En una con profesores y en la otra con monitores. Es decir, que en resumidas cuentas no podíamos andar a nuestras anchas por las ciudades europeas. “Dentro de 4h quedamos a los pies de la Torre Eiffel” y así todos los días.

Es por eso que considero mi primer viaje libre, aquel de 2004 a la capital inglesa. Desde entonces cada año he salido de este país de m a disfrutar de la cultura europea totalmente diferente a la que vivimos en estas calles. En esta colección de Flickr podéis ver los principales destinos que he tenido entre 2004 y 2010. Las fotos de los años posteriores las he ido descuidando pero haceros una idea de que he vuelto a Berlin y a París (esta última dos veces para ver sendos conciertos y aproveche esos días), he pisado por primera vez Budapest, Dublín, Milán (para ver otro concierto), me he ido hasta Vietnam (Ha Noi, Cat Ba, Halong, Hoi An, Hue y Ho Chi Minh City) y Camboya (Siem Reap). En todos ellos siempre he tenido compañía. El mayor grupo con el que he viajado ha sido de 5 personas y tengo que decir que en la mayoría de los viajes hemos sido 3. Y es un buen número para viajar.

Puedo decir que he disfrutado en todos mis viajes, siempre quedan las anécdotas, los buenos recuerdos y algún que otro susto pero que al final siempre queda en otra anécdota.

No voy a negar que no tenga destinos marcados a fuego en mi cabeza (New  York, Tokio…) pero hasta entonces no me canso de viajar a cualquier otra parte. Para finales de año por ejemplo, quiero volver a Londres.

Que conste que las fotos de entonces las saqué con mi primera cámara digital, un ladríllo una cámara de la marca Trust. Exactamente una PowerCam 910z. Ahí queda el dato.