Vacaciones sin viajar

No siempre se buscan destinos para descansar. A veces es suficiente quedarse en casa bajo el amparo de la lluvia y el frĂ­o, los libros, las series y la mĂşsica.

Llevo muchos años viajando y en muy pocas ocasiones me he quedado en casa. En serio, las podrĂ­a contar con una mano. Soy de visitar nuevas tierras o revisitar las ya conocidas. Este año ya he estado en Galicia, Polonia, Barcelona y a finales de año pisarĂ© Girona un par de dias. Me iba a ir a Roma y Florencia estos dĂ­as pero lo he aparcado para más adelante. Quizás el año que viene. Ya se verá. SegĂşn como vayan las conversaciones para los planes que tengo para el año que viene con otra gente. Al principio era en verano. DespuĂ©s, finales de mayo y principios de junio. Ahora tiene pinta de Semana Santa una primera parte y otra en verano. Los destinos son muy variopintos. Islandia, Toscana, Teruel, Albania… Tierras hasta ahora desconocidas para mĂ­.

Y estos días me los he pasado en casa con manta y todo. He comenzado nuevas series. See, De Dag, The Mandalorian, Final Space, His dark materials, Rotten, Vida Perfecta, Impulse, Watchmen, Huesca más allá del sueño y Sunderland ´till I die. Y he continuado otras como Mr. Robot (s4), Modern Family (s11), Veronica Mars (s4), Goliath (s3), Ballers (s5), The good place (s4), Carmen Sandiego (s2), Cardinal (s3), Disenchantment (s2) y Killing Eve (s2). Se puede decir que necesitaba este tiempo.

No es que esta fuera mi intención desde el principio para estos días pero entre que ha llovido los primeros días, ha hecho frío (media de 9ºC), el fuerte viento (rachas 91km/h como máxima a menos de 1km) y que anochece prácticamente a las 1800h, apenas he podido salir a dar unas vueltas con la bici de carretera.

Pues que se está bien sin hacer nada. Y encima no pudiendo ir a ninguno de los dos últimos conciertos de Berri Txarrak en el Navarra Arena. Cuando no se pueden conseguir entradas, no se puede. Por suerte, estuve en Santiago de Compostela y en Kobetamendi. Para mí ya, inolvidables.

Jaio. Berri Txarrak. Hil,

FOTO/ @izabrj

Obra magistral en True Detective

true-detective-poster-art

El pasado domingo comencé a ver True Detective por recomendación cercana. Viendo el primer episodio reconozco que me dormí. Entre el comienzo lento y que había dormido poco la noche anterior… Morfeo se me abalanzó. De ahí a unas horas comencé otra vez desde el principio y de la tirada me vi los cuatro primeros episodios.

Todavía no he terminado de ver la primera temporada pero ya me ha enganchado. Realmente no sé si quien ha sido el causante. Matthew McConaughey, Woody Harrelson o la forma en la que cuentan el caso recordando lo que pasó 17 años atrás con continuos flashbacks.

El caso es que me quedo con la escena final del 1×04. Un plano secuencia de 6 minutos magistral.

Creo que no habĂ­a visto un plano secuencia tan bueno como aquellos que se habĂ­an hecho en Childrens of Men (la emboscada en el coche y la batalla en el edificio), Kill Bill vol.1 y en Oldboy.