Quiero volver a Londres

Creo que va siendo hora de volver a Londres.

Allá por 2004 después de empezar a trabajar no me acuerdo en que empresa exactamente, decidí tomarme mis primeras vacaciones a cuenta de mi bolsillo a tierras nunca antes exploradas por mi persona. Así fue como comenzó mi gran afición que es la de viajar. Eso sí, si pudiera viajaría más pero principalmente mi bolsillo no me lo permite.

Que conste que Londres no ha sido mi primera experiencia viajando. En años anteriores tuve un viaje de fin de curso y otro de intercambio que me llevaron a aquellos destinos que estaban de moda por entonces. A los ya típicos París, Praga, Berna, Múnich, Ámsterdam y Brujas tuve el placer de visitar la ciudad polaca de Cracovia junto con otras ciudades cercanas a la segunda ciudad más importante de Polonia tras la capital, Varsovia. Buenos recuerdos y anécdotas guardo de aquellos primeros dos viajes que hice con los compañeros de clase en autobuses de literas. En una con profesores y en la otra con monitores. Es decir, que en resumidas cuentas no podíamos andar a nuestras anchas por las ciudades europeas. “Dentro de 4h quedamos a los pies de la Torre Eiffel” y así todos los días.

Es por eso que considero mi primer viaje libre, aquel de 2004 a la capital inglesa. Desde entonces cada año he salido de este país de m a disfrutar de la cultura europea totalmente diferente a la que vivimos en estas calles. En esta colección de Flickr podéis ver los principales destinos que he tenido entre 2004 y 2010. Las fotos de los años posteriores las he ido descuidando pero haceros una idea de que he vuelto a Berlin y a París (esta última dos veces para ver sendos conciertos y aproveche esos días), he pisado por primera vez Budapest, Dublín, Milán (para ver otro concierto), me he ido hasta Vietnam (Ha Noi, Cat Ba, Halong, Hoi An, Hue y Ho Chi Minh City) y Camboya (Siem Reap). En todos ellos siempre he tenido compañía. El mayor grupo con el que he viajado ha sido de 5 personas y tengo que decir que en la mayoría de los viajes hemos sido 3. Y es un buen número para viajar.

Puedo decir que he disfrutado en todos mis viajes, siempre quedan las anécdotas, los buenos recuerdos y algún que otro susto pero que al final siempre queda en otra anécdota.

No voy a negar que no tenga destinos marcados a fuego en mi cabeza (New  York, Tokio…) pero hasta entonces no me canso de viajar a cualquier otra parte. Para finales de año por ejemplo, quiero volver a Londres.

Que conste que las fotos de entonces las saqué con mi primera cámara digital, un ladríllo una cámara de la marca Trust. Exactamente una PowerCam 910z. Ahí queda el dato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.