Mi Zinemaldi

image

Ya ha pasado una semana desde que se clausuró el 63 San Sebastian International Film Festival y os voy a explicar como fue mi semana cinéfila.

image

image

image

Comencé madrugando un domingo para ver Mi Gran Noche del gran Alex de la Iglesia a las 0900h de la mañana en el Auditorio del Kursaal. Si ya me gustó Las Brujas de Zugarramurdi (presentada en el velódromo en 2013) esta no sería menos. Que grande es Raphael Alphonso. Estuve tarareando la canción los próximos días.

image

image

El martes repetía escenario para ver una película que tenía ganas de ver. Era la primer filme de anime que concursaba en la sección oficial del Zinemaldi. The Boy and The Beast venía con su director Mamoru Hosoda, que estaba sentado unas filas atrás. Desde El viaje de Chihiro, hacía tiempo que no veía una de anime que me gustara tanto. El momentazo fue un puñetazo a cámara lenta en completo silencio en la peli y escuchar un “¡¡OSTRAS!!” que salía del público. Luego veías la crítica del DV y le ponían un punto negro. Sin comentarios.

image

El jueves pisábamos el maravilloso Teatro Victoria Eugenia para ver El Clan. Será maravilloso pero para coger buenos asientos hay que ir pronto a hacer cola. Sentarse en la primera fila de palcos no es la mejor opción. A mí por lo menos no me entraban las piernas.

image

image

A presentar la película acudieron el director Pablo Trapero, Pedro Almodóvar y otro personaje. Por cierto, eran los cumpleaños de Pedro, 66 tacos.

image

Sobre la película… a ver, para gustos los colores. Aunque la historia estuviera basada en hechos reales, me pareció flojita. La más floja de todas las que vi en el festival. Lo mejor fue las escena final cuando corre y salta al …

Mi voto fue de 6 para el Premio del Público. Mi compañero le dió un 3. Después en Twitter ví que había a gente que le había gustado mucho. Por eso digo que para gustos los colores.

El viernes repetíamos en el Victoria Eugenia. Esta película la había elegido yo. Era Black Mass con Johnny Depp y esta también basada en hechos reales. La película la presentaba su director Scoot Cooper.

image

image

Sólo la escena de Johnny Depp con la receta secreta de la familia… ¡uf! que acojono. Momento de tensión cruda. Me gustó la relación de los dos hermanos (Depp y Benedict Cumberbatch). Uno delincuente y el otro Senador pero nunca mezclaban sus trabajos. Comían a la vez con su madre y se apoyaban el uno al otro. Le dí un 7 para el Premio del Público.

Y el sábado como colofón, al Trueba a ver un ambientada en el holocausto. Saul fia (Son of Saul). Ya lo dije en Twitter. Me pareció una obra maestra solamente por cómo se había rodado. Cámara en mano con planos cortos y en todo momento por detrás del protagonista. Las secuencias era largas, sin apenas cortes y toda la película exento de música. Sonido ambiente todo el rato. La escenas de crueldad que todo el mundo ya conoce del holocausto, en esta película aparecen desenfocadas mientras enfocan al protagonista. Está muy bien rodado. Se hace menos dura la película, aunque yo os digo que para mí no me parecieron duras las escenas. Y todo el rato veía a Julián Villagran cuando veía a Geza Rohrig.

La historia al final no le cogí mucho sentido.

El pero del pequeño Trueba es que la pantalla de subtítulos está demasiado abajo. Si se te pone alguien alto delante apenas puedes leer tal y como se puede ver en la siguiente foto. Y estábamos obligados a leerlos porque nadie de nosotros hablaba hebreo, ni polaco, ni alemán.

image

Globalmente este año he visto buenas películas. La más floja ya he dicho que fue El Clan pero todas las demás estuvieron a la altura de mis expectativas. Mi gran noche no la incluyo porque me pareció puro entretenimiento.

Me quedé con pena de poder conseguir entradas para Me and Earl and the Dying Girl. Habrá que verla más tarde.

El año que viene volveremos a la que ya será la edición número 64.

WEB/Zinemaldia

FOTOS/Borja Iza Grid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *