El típico parón Navideño

Si las últimas semanas no he podido añadir más entradas al blog ha sido porque estaba al límite de su capacidad.

Allá por 2009 fue cuando me lancé a adquirir hosting y dominio propios para el blog, la duda estaba en que tamaño escogería para el ‘disco duro’ y al parecer los 400MB contratados aquel año no han dado para más. Sí, resulta irrisorio que tuviera un hosting de tan poca capacidad pero “eran otros tiempos”.

Pues nada, a partir de ahora y durante un largo tiempo no tendré ese problema porque ahora tengo 10GB. Menuda diferencia.

Llamad a este paréntesis, parón Navideño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *