Milán, viajando para ver un concierto

El miércoles salí de casa con rumbo a Milán sin mucho ruido y sin tiempo para escribir las siguientes líneas en las que ya tengo que hablar en pasado.

No soy devoto de tierras italianas aunque es la segunda vez que piso esta tierra. La primera vez fue en una escala el año pasado entre San Petersburgo y Santander. Este año me he visto obligado a salir de aeropuerto de Orio al Serio (AKA Bergamo) para simplemente asistir a un concierto tal y como relaté en la siguiente entrada.

Es un viaje relámpago ya que dentro de unas horas volvemos a casa. Dos noches en Milán para simplemente ver a System Of A Down. Para nuestra sorpresa actuaron más grupos de los que nos esperábamos ya que vinimos con la idea de SOAD + Special Guest y no Special Guests. Ayer tocaron Anti-Flag, Volbeat, Sick Of It All y Danzig (que no me gustaron para nada).

No sé como sentirme después del gran concierto de SOAD. Fue una locura incesante, canción tras canción y sin un minuto de descanso. Fue algo indescriptible lo de ayer.

Terminamos reventados ayer y hace una hora que nos hemos levantado del hostal. No me preguntéis como es Milán porque la mayor parte del tiempo la he visto de noche y nuestro hostal no es que esté en una zona animada. Y tampoco he disfrutado de ninguna pizza o plato de pasta. ¿Pena? Ahora mismo no. Todavía nos queda una comida en Milán antes de volar. La aprovecharemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *