Todos se acordaban de mi cazadora amarilla menos yo

Hace 13 años que terminé lo que en aquella época se llamó E.G.B. y en ese momento fue cuando me despedí de los que habían sido desde pequeño mis compañeros de clase. Algunos continuaron estudiando conmigo tanto en la E.S.O. como en Bachiller.

En la clase de E.G.B. éramos 24 y casi todos vivíamos a menos de 7 kilómetros a la redonda. Tolosa, Ibarra, Albiztur, Anoeta, Alegi, Villabona. El caso es que aún viviendo tan cerca los unos de los otros, en los últimos 13 años, en mi caso, apenas he estado viendo a la cuarta parte de mis ex-compañeros. Con algunos he perdido incluso la amistad que seguramente en una pequeña conversación en plena calle podría recuperar después de tantos años.

A finales del año pasado me registré en una herramienta que hasta entonces había oído hablar de ella pero que pensaba que era una de tantas. Se llamaba Facebook. Gracias a ella y en los últimos meses he podido contactar con esos ex-compañeros perdidos pero no olvidados. Son pocos los que estamos pero con tantas herramientas de contacto que tenemos pudimos reunirnos diez personas para hacer una cena después de tanto tiempo. Al final acudimos ocho porque un par enfermaron a última hora. Aún así todos nos alegramos compartiendo nuestros últimos años. Carreras terminadas, a punto de firmar contrato importante, viviendo en compañía o a solas, trabajando desde casa, alguno que otro sufriendo la crisis o sufriendo por otros motivos, disfrutando de la vida… y una foto para resumir aquel día.

Y la siguiente galería: Gainberri afaria 2009.

También la convicción de que volverá a repetirse el año que viene y que volveremos a reunirnos en Beizama al finalizar el verano.

mayo 24, 2009
mayo 27, 2009

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.