De vuelta a las andadas

Ya estoy de vuelta en el blog. Aunque hace casi dos semanas que volví de mis vacaciones en el sureste asíatico, he seguido con la inactividad del blog. En unos días volveré a una asidua actividad en el blog y sobre mis experiencias en Vietnam y Cambodia… ya hablaré. Todavía no tengo las fotos que saqué en aquellas tierras en mi poder y el empezar a editarlas será cuestión de días (o eso creo).

De momento os dejo un vídeo del último día que vivimos en Siem Reap (Cambodia) en el que nos encontramos con una pequeña sorpresa. Inundaciones.

Ya era hora

Tal y como comentaba hace unos días estaba a la espera de recibir alguna noticia sobre mis vacaciones. Pues ahora estoy de vacaciones, si es que termino a esta hora mi jornada laboral ya que estoy teniendo un viernes movidito. No son los días que tenía en mente pero no me importa. Mi intención era descansar después de estar trabajando sin descanso desde finales de julio sin disfrutar de ningún puente y trabajando unos cuantos fines de semana (más que en años anteriores). Creo que me merecía este descanso. Además no me han dado todos los días que me quedaban y tengo la posibilidad de aprovecharlos el año que viene, según palabras textuales del mandamás.

Al final ni siquiera ha sido el jefe de la empresa quien me ha dado estos días. Después de estar esperando durante semanas su respuesta, el miércoles él se fue de vacaciones a New York sin decirme nada. Manda cojones.

Ya no pienso en eso. Por delante tengo diez días de total desconexión laboral.

Actualización: Todavía no he terminado mi jornada laboral, me falta recoger 250 sillas a las 2115h y entonces sí habré terminado.

14 días de vacaciones que no veo

Por primera vez en seis años tengo ganas de descansar. Me explico. Hace tres semanas que pedí en la empresa unas fechas en diciembre para vacaciones ya que todavía me quedan 14 días. A diferencia de los anteriores seis años en los que he viajado bastante, esta vez no tengo pensado realizar ningún viaje por tierras europeas, como de costumbre. Y menos mal ya que desde que pregunté por esas fechas todavía no he recibido contestación. El asunto es que poco a poco han ido surgiendo trabajos para las fechas que quiero y ahora parece ser que no me dejan irme así como así.

Es la primera vez que en cinco años que llevo en la empresa de que llego hasta este punto de… no sé. Estoy un poco desquiciado con este asunto. Otras veces suelo consultarles las fechas con unos 4 meses de antelación para ir preparando los vuelos, hospedaje y demás y nunca he tenido ningún problema (quizás mis 15 meses de baja les jodió un poco) pero esta vez como no quiero salir pues me he relajado y no he tenido prisa para que me confirmasen fechas. Ya veís, al final me he encontrado en esta situación que no sé como va a acabar ya que sólo queda algo más de dos semanas y ha surgido la idea de pasar unos días en Barcelona. Mañana espero obtener respuesta.

Que sea la última vez.