Seguridad vial cerca del agua

Esta tarde viendo un programa en televisión han hablado un poco de algunos consejos sobre seguridad vial en caso de que estés conduciendo por un lago helado.

Aquí en la costa norte no es muy probable que podamos conducir en tales condiciones pero bien se podría aplicar, en el caso de que estemos aparcando en el parking del puerto, ya sea en Ondarroa, Orio o Donosti. En resumen cerca de un charco de agua lo bastante grande como para que entre un coche.

Los dos únicos puntos a seguir son: conducir sin el cinturón de seguridad y con las ventanillas abiertas. No hay porqué preguntar los motivos verdad?

En el caso de que por mucha casualidad y mala suerte, se encuentre un agente municipal por las cercanías y os amenaza con quitaros 3 puntos del carnet, os tocará explicarle los motivos y que os crea. O sino queda la opción de retarle haber cual de los dos sale antes de un coche que se está inundando. Eso sí, él con el cinturón y las ventanillas cerradas.

Entre plugins me pierdo

Una de los puntos fuertes que puede llegar a tener WordPress es su instalación de plugins para cualquier cosa. Hay miles. Algunos buenos y otros malos. Ahí es donde me he peleado bastante los últimos días.

En Blogger todo era cortar y pegar códigos en html y al final todo salía bien. Aquí tienes que instalar el plugin dentro de WordPress, después activarlo y ni se te ocurra tocar el código porque ya he tenido que instalar cada plugin dos veces como mínimo.

Tras la activación tienes que buscar en Widgets, Herramientas u Opciones para ver un nuevo menú sobre lo que acabas de activar, y ahí cambiar la pertinente configuración. Me vuelvo loco.

Al instalar WordPress ya tenían un par plugins instalados por defecto. Uno de ellos es Akismet que no lo tenía activado. Tras recibir 4 comentarios spam en dos días he descubierto para que sirve Akismet.

Desde un principio he estado buscando plugins para convertir una de las páginas del blog en una galería fotográfica un poco txukuna usando las fotos alojadas en Flickr. Mis tres días de intentos todavía no han dado sus frutos. De momento lo aparco.

Con suerte si que he podido instalar Twitter Tools para que aparezcan en la barra derecha mis últimas entradas en Twitter y aparte de eso algunas funcionalidades nuevas que ya probaré.

Tengo instalado también WordPress Mobile Edition para poder visualizar mejor el blog en los dispositivos móviles. De momento en mi BlackBerry se ve de cine y me supongo que en el iPhone se verá igual. En los demás… lo desconozco pero tengo esperanzas.

Hoy he redireccionado el feed del blog a FeedBurner con FeedBurner FeedSmith. Lo he probado en mi lector de feeds y funciona perfectamente. Este servicio también me servirá para obtener algunas estadísticas del blog. De momento no necesito mucha información.

Y por último (por hoy) he añadido el Contact Form 7 para que la página de Contacto aparezca como un formulario.

Por hoy ya tengo suficiente. Todavía me quedan muchas cosas para completar el blog.

Otra cosa que se me olvida es el insertar categoría y tags a cada entrada.

Caminando por WordPress

Llevaba mucho tiempo queriendo gestionar mi blog con WordPress y con un dominio propio. Por fin he dado ese paso. Todo ha sido gracias a los centenares de tutoriales que hay por la red y en este caso he estado siguiendo los pasos en el blog de Galder gracias a su Blogs desde cero.

No quiero hacer un tutorial, ya que no hace falta. Simplemente es un resumen de mi experiencia personal realizando este, para mí, gran paso.

Lo primero fue elegir dominio y contratar alojamiento. Lo hice todo en Hostinet. Estuve varios días pensando en que dominio coger (.com, .net,  .eu…) y que paquete de hosting iba a elegir. Al final me decanté por el izaeus.com sin entrar en comidas de olla en integrar el título de blog (8th floor) en la dirección.

La otra duda era el hosting ya que tenía bastantes opciones. Espacio web, transferencia de datos mensual… no eran palabras desconocidas para mí. Contacté con bloggers para tener una idea de que tipo de hosting tenían y más o menos, conforme a mis expectativas de blog, cuales eran las idóneas para mí. Un par de días mirando precios y decisión tomada.

Una vez recibidos todos los datos nuevos del hosting, creé una base de datos y una cuenta de correo con dominio propio (la cual todavía tengo que configurar en el cliente de correo). Después me descargué WordPress, le cambié los parámetros para que se conectara a la nueva base de datos y lo subí mediante FTP al servidor. El siguiente paso era instalarlo en el servidor cosa que me dió problemas.

Tras multitud de intentos para arrancar el instalador pedí ayuda a bloggers y al servicio técnico del hosting. Recibía la misma respuesta por todos los lados. “Puede que hayas metido mal los datos al configurar WordPress”.

Revisaba y todo estaba bien pero encontré el problema. Cuando el hosting me creó una nueva contraseña de 12 caractéres, me la enseñó en un recuadro donde sólo entraban 10. Es decir, que los últimos dos no los veía. Volví a cambiar la contraseña y WordPress se instaló correctamente.

Salseé por sus entrañas cambiando algunas opciones básicas del blog y a partir de ahí comencé a buscar una nueva plantilla para el blog. Con solo poner wordpress theme en Google

Y hasta estos días. Todavía estoy aprendiendo los entresijos que tiene ocultos WordPress. Son cosas que Blogger no tenía.